Claves para decorar el salón con un sofá chaise longue

Chaise longue es el tipo de sofá que muchos prefieren para marcar la diferencia espacial entre el sofá y el salón. Al ser de gran tamaño y brindar la opción de asiento y recostado –dividido para ambas funciones; este mueble es el favoritos de los amantes de la seducción estética dentro de la casa.

Numerosas son las personas que se dejan encantar por el impacto visual-estético de este sofá y la enorme sensación de confort que muestra. Sin embargo, solo se recomienda para las viviendas que disponen de suficiente espacio pues solo se fabrican con grandes, esto debido a las dos actividades que permite realizar en él.

Decorar el salón con un sofá chaise longue

Fuente de la imagen: www.sofaclub.es/sofas-chaise-longue.html

Normalmente, un chaise longue mide en el lado largo hasta 300 cm., o sea lo mismo los 180 cm. que tiene un sofá de tres plazas carente de brazo al que se le suman los cerca de 120 cm. de la parte de tumbarse.

La estadísticas seguidas de varias tiendas dedicadas a la venta de muebles refieren que los clientes suelen acercarse más al modelo chaise longue que al tradicional que se compone por tres plazas; avalancha que ha sido aprovechada por a favor de la publicidad y las tiendas de tapicería.

A la hora de escoger un sofá de tipo chaise longue es mejor hacerlo teniendo en cuenta la decoración de la casa y el espacio, como ya se ha escrito anteriormente. No obstante, estos sofás suelen ser más hermosos cuando están confeccionados con una tela clara. En el mundo de la tapicería y los muebles se dice que la fórmula perfecta es la que combina un modelo chaise longue con una tela color claro.

El sofá chaise longue no es precisamente el perfecto para ganar en número de asientos en el sofá. Y es que a pesar de ser bien grande, cada parte de él es específica para la función que ha sido creada. De tal forma, se recomienda tener en cuenta este aspecto para que la decoración de la casa sea funcional y se corresponda con las necesidades objetivas del propietario.

Sofá chaise longue para el salón

Fuente de la imagen: Poliform

Lo anterior responde al hecho de que la estructura del chaise longue no se puede violentar. El lado de tumbarse será solo para acostarse y nunca para sentarse. Esta especificidad responde al hecho de que  el fondo para esta actividad es más grueso que el del resto del sofá, no posee el espaldar necesario para colocar la espalda.

Por otro lado, la parte de sentarse del sofá se empleará únicamente para este fin, porque  solo se podrá aprovechar con este fin el lado largo que posee un brazo para apoyarse sobre él.

Se considera que el sofá tipo chaise longue es hermoso y confortable, pero solo para aquellas viviendas que no carezcan de espacio.

Etiquetas:  ,