Cómo debemos colocar una alfombra con un sofá chaise longue

Si tienes en tu casa un sofá chaise longue, uno de los complementos que debes tener para mejorar el estilo y la decoración en tu salón es una alfombra de calidad. A veces la elección de uno u otro elemento es complicada puesto que piensas que no van a combinar correctamente, sin embargo, con los diferentes consejos que te vamos a dar en este artículo sobre cómo debemos colocar una alfombra con un sofá chaise longue vas a conseguir que tu salón se vea mucho mejor y más bonito.

Consejos para colocar una alfombra con tu sofá chaise longue

El primer paso que vas a tener que dar a la hora de comprar tu alfombra es medir el espacio que tienes en el salón. Es normal que cuando vayas a una tienda en la que venden alfombras te enamores de una de ellas sin importar sus dimensiones y que, cuando la tienes en casa, no pega ni con cola y debes de descambiarla, en el supuesto caso de que te dejen hacerlo, ya que no en todos los sitios tienen esta propiedad. Por este motivo, nos aconsejan desde esta tienda de sofás chaise longue baratos en Valencia que puedas medir primeramente el lugar donde va a encontrarse la alfombra, pero sobre todo, el largo que ocupa tu sofá, ya que por lo general, la alfombra deberá de medir medio metro menos de lo que mide de largo el chaise longue.

Para ponerte un ejemplo, si tu sofá mide aproximadamente dos metros y medio, la alfombra tendrá que tener de largo unos dos metros para que no quede tan equilibrado, ya que es preferible jugar con la asimetría en estos casos. De igual modo, existen también diseñadores que prefieren, en vez de una alfombra tan grande, una más recortada que solamente vaya a cubrir el hueco que queda delante del chaise longue y que habitualmente se usa para colocar una pequeña mesa auxiliar.

Recomendaciones para colocar una alfombra con un chaise longue

Una vez que has realizado las mediciones, lo siguiente será elegir tanto el color como la textura de la alfombra. Además de tratarse de un elemento que puede ser muy agradable, por el hecho de quitarte los zapatos y dejar que tus pies toquen la textura de la alfombra, también va a suponer un aspecto estético, por lo que la textura, el tejido a usar como también el color y el diseño es algo necesario y que conviene que sepas. Atrás quedaron los diseños con estampados o con muchos decorados, las clásicas alfombras que suelen aparecer en todas las películas americanas de bajo presupuesto que se usan para ocultar un cadáver. Ahora lo que se lleva son las alfombras con un estilo nórdico, con pelos largos y con una textura suave en algunos casos y más tosca en otras.

Es raro encontrarse en una casa moderna una alfombra con estampados, pero si esto es así, la alfombra tendrá como dibujos algunos haciendo referencia a la cultura celta, con cuadrados, rombos o triángulos, pero nada sobrecargado.

La recomendación que nosotros te hacemos es que busques el contraste con el sofá chaise longue que tengas, por lo que, si tienes un diseño oscuro, busca algo más claro y viceversa. Esto no quiere decir tampoco que contrastes el blanco con el negro, ya que en estilos nórdicos lo que se busca precisamente es que todo tenga el mismo tono claro o neutro.

Para nosotros, una buena alfombra para colocar junto a un sofá en referencia con la textura, e diremos que las preferimos de aquellas que puedas tumbarte o pasar por ella con los pies descalzos y que te sientas cómodo y a gusto, a diferencia de las que tienen un toque sintético que no son para nada agradables ni reconfortables.