Consejos para hacer una valla con madera de palets

Los palets tienen una gran cantidad de funciones, dependiendo de lo que queramos hacer con ellos. Estas barras de madera ensambladas entre sí son ideales para preparar todo tipo de muebles, como sofás, mesas, sillas, armarios, estanterías… y, en definitiva, cualquier mueble rústico que puedas imaginar pero, también, para fabricar muebles de jardín y campo. Y es que la madera del palet combina perfectamente en todo tipo de jardines y campos, además, estos resultan muy económicos.

A continuación, te explicamos algunos de los mejores trucos que podemos utilizar para para preparar una valla con palets.

Sé original

La originalidad es un punto clave a la hora de llevar a cabo la fabricación de una valla con palets. Dependiendo de la idea, así como de las herramientas que dispongas, de la decoración, de la ubicación o de la función para la cual va a ser destinado, podrás preparar una valla mejor o peor.

Valla para cultivos

Uno de los usos principales es utilizar la madera de los palets para rodear la zona de cultivo. Para ello, necesitarás colocar el palet de manera vertical, uno pegado a otro. Una vez que hayas conseguido cercar toda la zona, puedes utilizar piedras o rocas de un tamaño y peso considerable —sin excederse para no sufrir daños en la espalda— y colocarlos en la parte de bajo del palet para que haga de apoyo y los mantenga firmes aunque, si has tenido cuidado a la hora de fabricar la valla, no será necesario ya que estos tienen un grosor suficiente y se mantienen estables.

Por supuesto, la personalización del palet depende de cada uno/a. Aunque, mi recomendación es que busques una armonía con el resto de los elementos del jardín. Por ejemplo, puedes pintar los palets con el mismo color que la fachada de la vivienda, con el color de la puerta o con el de la vaya principal. También puedes emplear elementos decorativos para darle un toque muy personal. Una excelente idea para cualquier jardín es utilizar pequeñas macetas con plantas de exterior, como helechos o geranios, para decorar el borde superior del palet y darle un aspecto más bonito.

En PaletsOnline.site puedes encontrar todo tipo de palets, así como consejos para desmontarlos sin dañar la madera —ampliando las posibilidades y usos que ofrecen estos materiales de madera en la fabricación de muebles y vallas—.

Valla para el perro

Si lo que estás buscando es hacer una valla altura media para evitar que tu perro se escape a la calle, los palets son una idea estupenda. Estas vallas sirven únicamente para los jardines de casas o chalets que tienen la zona exterior dividida en dos, pero conectadas entre sí: La parte delantera y la trasera. En ese caso, puedes dividir ambas zonas con una valla de palets central mediante la cual el animal no pueda acceder al otro lado del jardín. Esta valla va pegada a la fachada del edificio y a la valla principal, de manera recta. La misma necesitará una puerta que, también podemos fabricar desmontando el palet cuidadosamente y reduciendo su peso y grosor. En este caso, será necesario que compremos las bisagras de la puerta.

Valla ligera para delimitar un espacio

Si queremos hacer una valla ligera para delimitar un espacio concreto, podemos utilizar la madera del palet para ello. Este tipo de vallas son mucho más ligeras y sirven para rodear una zona específica como un árbol, una zona de juegos para niños o la piscina, entre otras. En este caso, lo que debemos hacer es separar la madera del palet cuidadosamente para que esta no se rompa. Para ello, deberos golpearlo con un martillo o con un mazo hasta que se afloje y podamos separar las diferentes piezas.

Mi recomendación es adquirir un palet de reducidas dimensiones o cortarlos con una sierra al mismo nivel. Además, para que la valla luzca mejor, podemos darle un acabado con pico. En este caso, las piezas de madera van separadas entre sí, pero unidas con una barra de madera horizontal en la zona central fijada al resto con clavos.